El mal aliento en los perros debe ser una preocupación real, si tu perro lo tiene continúa leyendo este artículo. Para nada lo debes considerar como motivo menor, especialmente si tu amigo canino ya es un perro mayor. El mal aliento a menudo se asocia con una mala higiene bucal, pero también puede ser una señal temprana de un problema de salud subyacente. Si le limpias los dientes con regularidad y le cepillas la boca, también es importante que consideres si tu perro no es un masticador dental. Entonces la causa de su mal olor no es la higiene que tengas con él, puede ser alguna enfermedad de las encías.

La salud bucal de las mascotas

Es importante cuidar la salud bucal de su mascota porque el cepillado frecuente ayudará a reducir la acumulación de sarro y placa. También evitará que se acumule sarro en sus dientes, que es un factor conocido en la enfermedad periodontal. Hay muchos tipos de pastas dentales disponibles para su perro; elija una que contenga cuidado dental, un enjuague bucal suave que ayuda a proteger contra las caries y evitar que se acumule más. Puede darle cuidado cepillándolo diariamente con un cepillo de cerdas suaves.

enfermedades en las encías de los perros

Enfermedades en las encías

La enfermedad de las encías es causada por infecciones bacterianas. Las bacterias crecen y florecen en áreas donde no hay un cuidado adecuado; limpiar la boca y eliminar la acumulación de placa son los primeros pasos importantes. El mal aliento crónico en los perros puede ser causado por cualquier cosa, desde un cuidado dental inadecuado hasta enfermedades de las encías. Si cree que su mascota tiene enfermedad de las encías, programe una visita al veterinario de inmediato. Durante su cita, revisará los dientes y encías de su mascota y puede realizar un examen completo de la lengua y el paladar. Puede ordenar las pruebas apropiadas para determinar qué causa el mal olor.

El mal aliento en los perros cuando son cachorros

Otra causa del mal aliento en los cachorros es que puede tener una infección en la garganta. En este caso, el veterinario puede recetarle antibióticos a su cachorro. Sin embargo, si la infección está en los pulmones, es posible que no necesite antibióticos, pero se le puede tratar con medicamentos especiales para ayudar a resolver la infección. Su veterinario tomará una muestra de la bacteria de la boca de su mascota para detectar una infección o determinar la fuente del mal aliento. Esta muestra se envía a un laboratorio para su respectivo análisis.

El mal aliento síntoma de enfermedad grave en los perros

En casos de enfermedad renal, el veterinario puede recetar un medicamento antiinflamatorio para ayudar a aliviar el aliento. Hay varios medicamentos disponibles, pero estos deben ser el último recurso y usarse solo cuando se hayan agotado todas las demás opciones de tratamiento. La enfermedad hepática es otra afección grave que puede provocar mal aliento en tu amigo canino. Si el hígado está dañado por una infección viral u otra enfermedad, el perro tendrá problemas para producir las proteínas necesarias, que son necesarias para mantener el cuerpo sano.

Si las causas son problemas dentales o una enfermedad renal, el perro deberá tener una dieta especial diseñada para promover una salud dental adecuada. A medida que el canino envejece, necesitará hacer más ejercicio, porque una sedación excesiva o la falta de actividad resulta en la acumulación de placa. Esto puede provocar sarro, que si no se trata puede formar una placa similar a un sarro en la boca, que es muy dura e inflexible. Cuando existe la placa, es muy difícil de limpiar, lo que puede causar un problema aún más profundo. El cepillado regular y el uso de hilo dental ayudarán a prevenir esto, ya que las bacterias en la placa no podrán moverse con tanta facilidad y no podrán adherirse a superficies blandas como dientes y lengua.

mal olor en la boca de perros

Puede ayudar a prevenir el mal aliento en los perros manteniendo una buena higiene bucal, incluidos chequeos regulares con su veterinario y el higienista dental. Si mantiene una relación profesional y continua, puede detener la enfermedad de las encías antes de que se convierta en sarro y gingivitis. También puede prevenir la aparición de gingivitis promoviendo una buena higiene bucal manteniendo una cita regular con su veterinario. Esto incluirá que examinen a su mascota dos veces al año para detectar enfermedades comunes como gingivitis y sarro, y un chequeo general para asegurarse de que su mascota esté sana.

La diabetes en los perros

Si la diabetes es la causa de la afección, el perro también necesitará una dieta especial diseñada para promover una salud dental adecuada. Dado que la diabetes hace que el cuerpo no produzca suficiente insulina, el perro tendrá dificultades para digerir su comida. Esto significa que cualquier exceso de azúcar o proteína que pueda estar presente en la dieta se convertirá en grasa. Una dieta ideal para un perro con diabetes sería una que contenga una gran cantidad de proteínas vegetales crudas, naturales y vegetales frescos. Las verduras frescas como el brócoli, las zanahorias, el ajo y los nabos son especialmente importantes. Mantener estos alimentos en su dieta ayudará a prevenir la aparición del mal aliento en perros con diabetes.

Categorías