El metabolismo de un perro o gato no es el mismo de las personas

De forma común, los dueños suministran a sus mascotas analgésicos y/o antiinflamatorios que les puede ocasionar efectos secundarios, pues ninguna sustancia es inocua, además de que sus reacciones son muy diferentes a las del ser humano. Los medicamentos suministrados les pueden causar diarrea y vómito.

Fausto Reyes Delgado, médico del Hospital de Enseñanza Veterinaria para Pequeñas Especies UNAM-Banfield señala que además de los efectos anteriores, los medicamentos como Parecetamol, distorsiona el proceso de los glóbulos rojos que derivará en tejidos mal oxigenados de la mascota, lo que le provocaría la muerte. Agregó que, entre otros medicamentos dañinos para los animales se encuentran antibióticos como Penicilina y Cefalexina.

El metabolismo del perro, pero sobre todo el del gato, no es el mismo que el de las personas, es una obviedad sencilla que tenemos que tener en cuenta siempre. Así mismo, muchos de los medicamentos fabricados para uso medicinal en humanos o son tóxicos o requieren dosis y posologías (intervalos de tiempo en el que se administra un medicamento) muy diferentes para nuestras mascotas.

Conoce los riesgos de automedicar a las mascotas

Mi perro/gato tiene fiebre: En primer lugar tenemos que asegurarnos de que verdaderamente la tiene, por lo que le tendremos que poner el termómetro para comprobarlo. La temperatura corporal de nuestras mascotas suelen ser dos o tres grados superiores a la nuestra, llegando a considerarse normal una temperatura de 39ºC.

En segundo lugar, tenemos que tener en cuenta que los medicamentos para niños como el Dalsy contiene ibuprofeno, que es una sustancia tóxica para nuestra mascota provocándoles pérdida de apetito, vómitos con sangre, heces oscuras, debilidad general y aletargamiento. Otro de los medicamentos como el Apiretal, contiene paracetamol que puede ser dañino para el hígado de nuestros animales. Especialmente sensible a esta sustancia son los gatos, ya que puede llegar a producirles muerte celular, cuyos signos de intoxicación se desarrollan entre las tres y las 12 horas desde la administración.

Los síntomas visibles que podemos notar en un gato con una dosis tóxica de paracetamol sería: debilidad, depresión progresiva (se va quedando cada vez más estático), vómitos, disnea (dificultad para respirar), taquicardia, mucosas pálidas que progresivamente se vuelven cianóticas (típico color morado en labios, nariz, orejas).

En los perros, los síntomas suelen aparecer a las 24-48 horas desde su administración, apreciándose anorexia (no come), vómito, dolor abdominal y shock.

Mi perro/gato ha vomitado varias veces: Hay multitud de causas por las que un perro o gato pueden vomitar. Por ejemplo: gastroenteritis, tóxicos, bolas de pelo, ingestión de huesos u objetos como juguetes o trapos. Es evidente que si muestra vómito y se desconoce la causa, hay que acudir a nuestro veterinario para que le haga los análisis pertinentes. Darle por nuestra cuenta Primperan habiendo ingerido algún juguete o trapo, por ejemplo, sería contraproducente ya que causaríamos una situación extremadamente peligrosa a nuestras mascotas. Podría desarrollarse una perforación gástrica con graves consecuencias.

Mi perro/gato tiene problema en el ojo: Antes de aplicarle cualquier colirio a nuestras mascotas, hay que realizar una prueba en el veterinario para descartar que haya úlceras, pues éstas no se ven a simple vista la gran mayoría de las veces. Muchos colirios oculares para perros contienen corticoides, extremadamente útiles en las conjuntivitis alérgicas pero tremendamente dañinos en los casos en los que haya úlceras, ya que estas podrían extenderse llegando incluso a perforar el ojo. 

RECUERDA QUÉ:  

•    Los medicamentos humanos pueden ser peligrosos, e incluso mortales, cuando los ingiere un perro/gato.

•    Nunca des a tu mascota fármacos para personas sin la prescripción de su veterinario.

•    No trates de calcular la dosis que debe ingerir el perro/gato utilizando la información que contienen los prospectos para los niños o para el adulto.

•    Ten en cuenta que el mercado veterinario ha avanzado de forma notable; existen productos específicos para tu perro o gato que velan por su salud y seguridad.

Categorías