1. Medicamentos corporales contra las garrapatas del perro

Las pipetas antigarrapatas son un método eficaz para luchar contra estos parásitos. Estos medicamentos contra las garrapatas  hay que comprarlos en la veterinaria o tiendas especializadas de animales, para asegurarse de que se adquiere el producto adecuado, además es muy importante preguntarle al médico el indicado para perros y gatos, ya que no pueden utilizar el mismo producto. Estas pipetas suelen actuar durante un mes. 

2. Revisar al perro tras cada paseo

Después de cada salida al exterior, hay que asegurarse de revisar bien al perro. Este control contra las garrapatas y pulgas se debe reforzar en la zona de las patas (entre los dedos), en las orejas, en la parte superior de las patas, así como el cuello y en la piel bajo el pelo. ¿El motivo? Las garrapatas y pulgas son más peligrosas cuanto más tiempo estén en contacto con el animal. Y ¿qué hacer si tiene una garrapata o pulga? Este parásito debe de ser retirado de inmediato para reducir el riesgo de que transmita alguna enfermedad al animal.

3. Medicamentos orales contra las garrapatas del perro

Los medicamentos contra garrapatas para perros y para gatos han evolucionado mucho en los últimos años. Uno de los últimos hallazgos contra las garrapatas del perro es el uso de medicamentos orales. Estas pastillas son eficaces contra las pulgas y también contra las garrapatas. No obstante, es muy importante consultar con el veterinario para conocer qué producto es adecuado para el perro y en qué dosis.

¿Otra ventaja? Si se tienen niños pequeños, estos medicamentos reducen el riesgo de contacto tras su aplicación. Y es que, como se recuerda aquí, las garrapatas del perro pueden atacar a las personas.

4. Baños contra las garrapatas 

Los baños alejan a las garrapatas de tu perro. Además, en el mercado hay shampoos específicos, así como lociones antiparasitarias, que ayudan a prevenirlas e incluso las matan, en caso de haber mordido al animal. No obstante, y como siempre, hay que preguntar antes al veterinario y repetir los baños cada dos semanas.

5. Collares contra las garrapatas del perro

Los collares contra las garrapatas del perro son eficaces y cómodos, ya que están compuestos por un soporte de plástico que contiene insecticida. Este sistema es un clásico para prevenir los parásitos desde hace más de 20 años. Su ventaja es la larga duración de su efecto repelente contra las garrapatas. Sin embargo, también tienen su “pero”: Algunos canes tienen alergia a este tipo de collares y también pueden resultar tóxicos para los cachorros, ya que pueden morder el collar y tragar trozos durante los juegos.

6. Sprays contra las garrapatas caninas

Los aerosoles contra las garrapatas del perro tienen un efecto inmediato, por lo que resultan útiles si se sale al campo o a una zona donde se sospeche que habrá estos parásitos, sin embargo, el efecto de protección no es tan duradero como el de las pipetas y los collares.

Se aplican cada dos semanas sobre la piel del animal y se pueden usar entre los baños y las pipetas para reforzar la protección. Pero, ¡atención!. Hay que tener mucho cuidado cuando se administra cerca de los ojos o mucosas. Y es mejor hacerlo fuera de casa y lejos de otros animales. Además, si el perro se moja, el efecto protector desaparece y será necesario dárselo de nuevo.

7. Proteger la casa contra las garrapatas

Mantener la casa, el jardín, la terraza y las zonas verdes libres de garrapatas y pulgas reduce las posibilidades de que estos parásitos ataquen al peludo compañero. La limpieza es importante pero, además, existen aerosoles exteriores contra los parásitos. 

8. El perro, mejor en casa

Sin contar con los paseos, el resto del día es mejor que el perro pase cuando más tiempo en casa mejor, con el objetivo de reducir su exposición a posibles parásitos y garrapatas.

Consejos generales de uso de los productos para eliminar pulgas y garrapatas

  • Lea la etiqueta con cuidado antes de usarlos. Si no entiende el texto, pregunte a su veterinario o llame al fabricante. Incluso si ha usado el producto muchas veces antes, se recomienda lea la etiqueta, porque las instrucciones o las advertencias pueden haber cambiado.
  • Siga las instrucciones al pie de la letra. Si el producto es para perros, no lo use en gatos u otros animales domésticos. Si la etiqueta dice uso semanal, no lo use a diario. Si el producto es para la casa o el jardín, no lo aplique directamente a su mascota.
  • Mantenga a las mascotas separadas después de aplicar un producto hasta que se seque para evitar que un animal acicale a otro e ingiera el medicamento o insecticida.
  • Consulte con su veterinario antes de usar un producto en animales débiles, viejos, enfermos, que estén recibiendo medicación, en estado de embarazo o de lactancia, o que ya hayan dado indicios de sensibilidad a los productos para eliminar pulgas o garrapatas.
  • Vigile que su mascota no presente efectos secundarios después de aplicar el producto, en especial cuando lo utilice por primera vez.
  • Si su mascota sufre una reacción adversa con el uso de un producto de unción dorsal, báñela de inmediato usando un jabón suave, enjuague con abundante agua y llame a su veterinario.
  • Llame a su veterinario si su mascota presenta síntomas de enfermedad después de utilizar un producto. Entre los síntomas de intoxicación están falta de apetito, depresión, vómito, diarrea o salivación excesiva.
  • No aplique el producto a gatitos o cachorros, a menos que la etiqueta permita específicamente este tratamiento. Use peines especiales para extraer las pulgas, sus huevecillos y las garrapatas de los cachorros y gatitos que son demasiado pequeños como para usar productos contra pulgas y garrapatas en ellos.
  • Lávese inmediatamente las manos con agua y jabón después de aplicar un producto, o use guantes de protección al hacerlo.
  • Guarde estos productos lejos de los alimentos y fuera del alcance de los niños.

Categorías