¿Conoces a tu perrihijo? ¿sabes cuándo está enfadado?

Por sorprendente que pueda parecernos, nuestros compañeros perrunos también se enfadan y en muchas ocasiones lo hacen con sus propios humanos. A través del movimiento de su cola, sus orejas y demás métodos de lenguaje no verbal, pueden hacernos saber su enfado.

Al igual que los humanos, ellos pueden sentir diferentes emociones y mostrarlas, aunque muchas veces no seamos capaces de comprenderlos. Los motivos por los que ellos se enfadan son muy diferentes a los nuestros, así que nunca descartes que tu perro pueda estar enojado contigo.

Motivos por los que se enfadan los perros

  • Obligarlos a hacer cosas que no quieren hacer
  • Humillarlos mediante disfraces o similares
  • Reñirles en exceso
  • Maltratarlos física o psicológicamente
  • No dejar que liberen su energía (no pasearlos o no hacer ejercicio con ellos)
  • Ignorarlos
  • Prestar más atención a otra mascota dentro del hogar.
  • Usar medios correctivos no recomendados como el collar eléctrico
  • Estresarlos

Son varias las causas que pueden originar fastidio en tu perro, haciendo incluso, que pueda variar drásticamente su comportamiento a un estado de ánimo más desagradable. Pero, ¿cómo saber cuándo se enfada un perro? Es sencillo averiguarlo si sabemos observarlo. No obstante, existen algunas señales claramente identificables que muestran su enfado:

Cuando no nos mire a los ojos. De igual forma que una persona enfadada nos ignora, los perros también hacen lo mismo, pasan con desinterés.

Cuando bostece constantemente. ¿Pensabas que los bostezos son señal de sueño o aburrimiento? Un exceso de bostezos es señal de estrés, ansiedad y seguramente enfado.

Si sus orejas están hacia atrás y muestra la cabeza decaída, con la boca cerrada y los labios muy apretados, es sin duda una clara señal de enojo.

Si se lame los labios y la boca a menudo. Esto es normal cuando un perro tiene hambre o acaba de comer, pero es una señal de enfado si se hace en otro contexto.

Rabo escondido y rigidez. Esta es otra clara señal de tensión y enfado, así que cuidado pues podría tornarse agresivo.

Gruñe y/o gimotea. Los perros gruñen cuando ven a otro perro que no les cae bien o cuando están enfadados. 

La expresión de enfado en sus ojos es el síntoma más sencillo de detectar, pues el fastidio hace que sus ojos se muestren de otra forma, con odio.

La clave está en saber entender su lenguaje corporal. Muchos de estos síntomas, si son aislados no suponen una señal de molestia, pero en su conjunto o si se repiten pueden tomarse como un claro síntoma.

Puede tornarse agresivo

Un perro molesto puede mostrar su enfado simplemente con lenguaje corporal para que entendamos su estado de ánimo. También puede mostrar un comportamiento destructivo, rompiendo sus juguetes o cosas de casa. Y por último, también es posible que se muestre agresivo incluso con sus propios humanos. 

Al no conocer el nivel de enojo de nuestro amigo, es imposible saber cuál será su reacción. Así que lo más prudente es dejar que se relaje y no molestarle mientras sigue en ese estado de ánimo. Si apreciamos síntomas claros de agresividad, debemos evitar el contacto con él ya que podría atacarnos.

Cómo quitarle el enfado a un perro

Obviamente será necesario conocer los motivos por los que está enfadado, ya que si lo hemos maltratado, no es algo que podamos solucionar en unas horas, será necesaria mucha terapia positiva para que lo olvide.

Si nuestro perro está enfadado porque tiene exceso de estrés, no hay nada mejor que salir a dar largos paseos, darle mimos, dejar que juegue con otros perros, etcétera. Toda la energía positiva de estas acciones harán que olvide su enfado en poco tiempo.

Si su enfado es pequeñito, prueba con caricias y ráscale la barriga un poquito. Generalmente se sienten muy bien así y olvidan cualquier tipo de enojo.

Categorías